Menú

POTENCIA TUS REDES SOCIALES Y HAZ CRECER TU NEGOCIO

Apúntate al blog, te entregaremos nuestras novedades y nuevos posts para tu negocio.

< volver al blog
7 pasos para proteger a los hijos de los peligros de las redes sociales

7 pasos para proteger a los hijos de los peligros de las redes sociales

0

Uncategorized

“Es importante que los padres se interioricen de lo que hacen sus hijos en Internet, pero especialmente que entiendan que es fundamental aprender a manejarse en estas nuevas plataformas” Siete […]

“Es importante que los padres se interioricen de lo que hacen sus hijos en Internet, pero especialmente que entiendan que es fundamental aprender a manejarse en estas nuevas plataformas”

Siete de cada diez jóvenes de entre 13 y 17 años ocultan sus actividades en Internet. No saber qué hace un hijo, puede ser una preocupación constante para un padre y no estar al tanto de lo que viven y sufren día a día en estas plataformas, representa un alto riesgo para ellos. Especialmente si se maneja en espacios como redes sociales en los que están abiertos a entablar relaciones virtuales, en las que no existe relación entre el perfil y el real usuario.

No saber quién está al otro lado del computador, puede ser muy peligro y así lo confirman las estadísticas.

Datos de la PDI indican que a la fecha han investigado más de 60 casos vinculados a grooming (es la persuasión de un adulto hacia un niño con la intención de generar una relación de confianza para que el menor realice actividades sexuales), principalmente a través de la Brigada del Ciber Crimen de Santiago y de Valparaíso.

En 2014, en tanto, se investigaron 390 delitos, los que permitieron detener a 15 personas. Esta cifra supera a los casos registrados en el 2013, año en que se realizaron 368 investigaciones sobre la materia. Este fenómeno ha aumentado considerablemente en todo el mundo y por sobre todo en países como Estados Unidos, Australia, Alemania, Inglaterra, entre otros, obteniendo un aumento del 32% de menores de 18 años que han sido víctimas en al menos una ocasión de cyberataques como grooming, ciberbullying y en algunos casos, incitación a la pornografía.

Internet, es una red de fácil acceso a niños y jóvenes, hoy, su uso es casi de manera absoluta. Independiente de los recursos, nadie quiere quedarse fuera de esta vida social paralela. Si tenemos conciencia de los peligros que representa el descuido del manejo de un niño o adolescente en las plataformas 2.0, las consecuencias pueden ser lamentables.

El tema toma ribetes peligrosos cuando se sabe de menores empujados a la extorsión, acoso, y al suicidio por ataques en redes sociales y en violación cuando se concertan citas con pedófilos. En este panorama, la prevención cobra especial importancia.

“Internet está al alcance de todos, basta una conexión a wifi listo! Padres, tutores, y hasta hermanos mayores pueden hacer uso de herramientas gratuitas y  programar los computadores para frenar e identificar y prevenir este tipo de ataques”

También hay siete pasos que se pueden tomar para minimizar los riesgos:

  • Conozca en qué redes sociales está su hijo. Conversen en familia sobre qué redes sociales usan,  cuáles son sus preferidas, cómo funcionan, en cuales están vigentes, a modo de conocer en qué plataformas están presentes y poder ver su perfil, entregándoles confianza, no una invasión a su privacidad.
  • Limitar el tiempo que pasan los hijos “en línea” y “navegando” en Internet. Es recomendable dos horas de navegación diarias.
  • Enseñar a ser discretos: no dar datos personales. Parte fundamental para la protección es fomentar la comunicación, como comenté con anterioridad, 7 de cada 10 jóvenes ocultan su actividad en Internet, por ende es importante  entablar un diálogo y comentar que no podemos escribir, ni publicar toda nuestra información, ya sea dirección, nombre completo, etc.
  • NO creer todo lo que se lee. Es importante advertir a los más pequeños que no todo lo que está en Internet es real, que muchas personas se ocultan tras imágenes y perfiles falsos.
  • Estar siempre alerta ante posibles comportamientos extraños de sus hijos. Niños aislados, o retraídos de un momento a otro, son conductas a las cuales estar alertas.
  • Comprobar la configuración de privacidad en todas y cada una de nuestras redes sociales. Todas las redes sociales incorporan opciones de privacidad para configurarlas al gusto. Tú decides quién accede a tus contenidos y cómo. Revísalas bien antes de publicar nada. Es preferible tener perfiles y cuentas de modo privado, para mantener controlado quién te sigue y revisa tus cosas.
  • Usa aplicaciones gratuitas desde tu dispositivo móvil/computador de control parental. Una de las más usadas es “Qustodio” (disponible para Android e iOS, gratuita), y nos permite restringir contenidos e informarnos sobre qué páginas y qué actividad realizan nuestros hijos en sus dispositivos.

Junto a ello, recomienda la experta, hay que insistir en conversar y mantener una buena comunicación con los hijos, para prevenir hechos lamentables. “Y en el caso de los adultos, no hay otra opción que aventurarse en las redes sociales para entender su lógica, sus beneficios y sus desventajas. Por nada del mundo se deben prohibir el uso de estas tecnologías, ya que solo se generará el efecto contrario al deseado, incentivando a que nos oculten información”.

Etiquetas del post:

Comentarios

0 comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Si te sirvió este post, también te va a gustar leer: